Categorías
Terapias y Tratamientos

Complementación nutricional contra el cáncer

Muchos oncólogos temen que la complementación nutricional con antioxidantes pueda disminuir la efectividad de algunos tipos de quimioterapia, la cual funciona al crear radicales libres que destruyen a las células cancerosas. Unos investigadores revisaron 19 estudios que involucraron 1,554 individuos quienes regularmente tomaban complementos antioxidantes. Los resultados fueron que en 17 ensayos, los pacientes bajo tratamiento de quimioterapia que tomaron complementos alimenticios antioxidantes tuvieron más probabilidades de sobrevivir y/o que sus tumores se encogieran, comparados con aquellos del grupo control. En 8 de los 19 estudios clínicos, los usuarios de los complementos alimenticios tuvieron menos probabilidades de sufrir efectos adversos severos colaterales por la quimioterapia en cantidad suficiente como para requerir una reducción en la dosis.

Los antioxidantes ayudan al cuerpo a desintoxicarse

Los antioxidantes ayudan al cuerpo a desintoxicarse durante la quimioterapia y protegen al cuerpo contra el daño orgánico. Esto permite que el paciente continúe con su quimioterapia a dosis óptimas y también conserve sanas a las células no cancerosas. (K.I. Block et al. Cancer Treatment Reviews, March 2007).

El papel que juegan los nutrientes antioxidantes

En la actualidad, hemos notado que el papel que juegan los nutrientes antioxidantes, la dieta y las modificaciones adecuadas en el estilo de vida en modular la incidencia del cáncer en los humanos, ha llamado mucho la atención de los científicos. Los efectos de las vitaminas individuales antioxidantes, como la vitamina C, la vitamina E, los retinoides y los carotenoides han sido estudiados profundamente con respecto a la prevención del cáncer. Recientemente se hizo una revisión amplia sobre este asunto (Prasad KN, Cole W, Hoveland P: Cancer prevention studies: Past, present and future. Nutrition 14:197-210, 1998).

Según el Dr. Kedar Prasad, del Centro para la Vitaminas y la Investigación del Cáncer de la Escuela de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado, debido a que la eficacia de la terapia antitumoral estándar ha alcanzado una altiplanicie, se deben desarrollar acercamientos innovadores adicionales para el tratamiento del cáncer humano. Entre estos acercamientos, los más promisorios parecen ser las vitaminas antioxidantes, porque a altas dosis no sólo inhiben directamente el crecimiento de varias células cancerosas humanas y de roedores, sino que mejoran los efectos de los agentes terapéuticos estándares antitumorales, tanto in vitro como in vivo (Prasad KN, Kumar A and Cole W., High doses of multiple antioxidant vitamins: essential ingredients in improving the efficacy of standard cancer therapy. J Am Coll of Nutr. Vol 18, No. 1, 13-25, 1999).

Los antioxidantes sobre el crecimiento de las células tumorales

Ahora bien, el efecto de los antioxidantes sobre el crecimiento de las células tumorales, la diferenciación y la apoptosis (muerte celular programada) se han estudiado en modelos de cultivos celulares, tumores transplantados en animales singenéicos, ratones atímicos y en pacientes con cierto tipo de tumores. Estos estudios han revelado que las vitaminas, cuando se usan individualmente pueden inducir la apoptosis en forma selectiva en las células malignas dentro de ciertos rangos de dosis o pueden inhibir o estimular el crecimiento de las células malignas, dependiendo de las dosis. Todos estos efectos van a depender del tipo de vitaminas que estamos usando, las formas de las vitaminas (pueden ser fisiológicas vs análogas, fisiológicas vs tipo de esteres), la concentración de las vitaminas, el tipo de tumor maligno y el tipo de clon del mismo tumor canceroso. Por eso, siempre es recomendable, no tomar complementos vitamínicos sin una supervisión médica cercana.

Vitamina E puede prevenir algunos de los serios efectos colaterales

Otro ejemplo es la complementación nutricional con la vitamina E. Se sabe que La complementación nutricional con vitamina E puede prevenir algunos de los serios efectos colaterales del medicamento quimioterápico llamado cisplatino, según un estudio que se realiza en Italia (Pace A, Carpano S, Galie E et al. Vitamin E in the neuroprotection of cisplatin induced peripheral neurotoxicity and ototoxicity. J. Clinical Oncol. 2007, Jun 20;25(18S):9114). Los resultados parciales del estudio doble-ciego, randomizado, controlado con placebo y multicéntrico indican que la vitamina E protege significativamente a los pacientes del daño neural inducido por la cisplatino. Estos resultados hacen eco con aquellos reportados anteriormente por investigadores oncológicos griegos (Argyriou AA, Chroni E, Koutras A et al. A randomized controlled trial evaluating the efficacy and safety of vitamin E supplementation for protection against cisplatin-induced peripheral neuropathy: final results. Support Care Cancer. 2006 Nov 14(11):1134-40).

El cisplatino se usa rutinariamente para tartar cánceres de ovario, testículo, vejiga y otros. Puede producir efectos adversos tales como pérdida de la audición, alteraciones en el equilibrio, daño renal y alteraciones en la sensibilidad en las extremidades.

Pasando al asunto de la dieta. Se debe de seguir una dieta con un contenido bajo de grasas (10 % de las calorías de las grasas) y alta en fibra (de 25 a 30 gramos de fibra obtenida de frutas, verduras y cereales) durante y después del tratamiento estándar anticáncer. El contenido de grasas en la dieta se podría aumentar más o menos al 15 % de las calorías totales durante la remisión total del tumor. En cambio, es recomendable que la ingesta alta en fibra se continúe durante toda la vida.

La mayoría de los médicos orientados a la nutrición, hemos notado que una dieta baja en grasas malas puede interferir con el crecimiento tumoral al reducir las señales estimulantes de crecimiento del tumor, tales como las prostaglandinas y los estrógenos (Rao CV, Reddy BS: Modulating effect and type of dietary fat on ornithine decarboxylase tyrosine protein kinase and prostaglandins production during colon carcinogenesis. Carcinogenesis 14:1327-1333, 1993).

Una dieta alta en fibra puede reducir la velocidad de crecimiento tumoral

Por otro lado, también nos hemos percatado de que una dieta alta en fibra puede reducir la velocidad de crecimiento tumoral al generar niveles milimolares de ácido butírico, el cual es considerado un poderoso agente antitumoral (Prasad KN: Butyric acid: a small fatty acid with diverse biological functions. Life Sci 27:1351-1358, 1980).

Por último, hay que mencionar que los cambios de estilo de vida para coadyuvar en el tratamiento de cualquier padecimiento, incluyendo el cáncer, deben de contener por lo menos, el no fumar, hacer ejercicio diariamente, reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína y reducir el estrés tanto físico como mental.

¿Te interesa obtener las formulas avanzadas estandarizadas? Puedes obtener todo la información dando clic aqui en formulas avanzadas estandarizadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.