Categorías
Nutrientes

Qué son los Probioticos y para que sirve los Lactobacilos Sporogenes

Qué son los lactobacilos

El lactobacillus sporogenes fue aislado y descrito por primera vez en 1993. Ahora se conoce como Bacillus coagulans. Es un probiótico transitorio clínicamente documentado para uso nutricional. El término probiótico deriva del griego “a favor de la vida” fue introducido por Lilly y Stillwell en 1965 para describir los factores promotores del crecimiento producidos por microorganismos. En la actualidad, el término probiótico es usado para describir a las bacterias benéficas que residen y se multiplican predominantemente en el tracto gastrointestinal.  

Beneficios de las bacterias

Las bacterias benéficas tienen el potencial de jugar roles paralelos en su relación con nosotros y quiero mencionar algunas de sus características. Primero, pueden mejorar marcadamente nuestro estado nutricional y segundo, tienen importantes y específicos papeles terapéuticos. 

La verdad es que cierto tipo de bacterias han coexistido con nosotros desde hace literalmente millones de años. Los estudios demuestran que existen dentro de nuestro tubo digestivo aproximadamente 400 diferentes especies de bacterias benéficas.  

Tipos y para que sirven los lactobacilos

Existen 2 tipos de bacterias, unas son residentes y las otras son transitorias. Es decir, que algunas siempre deben de estar presentes en nuestro cuerpo. Unas viven en el intestino grueso y otras en el intestino delgado. 

Las bacterias transitorias se usan por corto tiempo ya que no residen normalmente en nuestro cuerpo. 

Desde niños nos han enseñado que existen ciertos animalitos microscópicos que pueden causarnos infecciones, las cuales pueden ser desde leves hasta fatales. Pues bien, existen miles de millones de bacterias que tienen el efecto contrario es decir que las requerimos para conservar nuestra salud. 

Son tantas las bacterias benéficas que viven dentro del tracto intestinal que muchas personas se sorprenden al saber que pesan aproximadamente un kilogramo y medio. 

Estas bacterias residentes benéficas amigas tienen varias funciones; entre las que destacan la manufacturación de las vitaminas B y la protección de nuestro tubo digestivo de la invasión de bacterias patógenas. 

Para mantener un número óptimo de colonias de bacterias amigas, hay varios factores que influyen en esto. Algunos de estos factores son, la dieta, el peristaltismo, el consumo de medicamentos, la edad, el pH intestinal, el estado de ánimo y otros factores. 

Características de los lactobacilos

Las características del L. sporogenes son bacilo gram positivo formador de esporas de 0.9 por 3.0 micrones, aeróbico a microaerofílico y productor homofermentativamente de ácido láctico. El L. sporogenes crece en un rango de temperatura de los 35 C a los 50 C, el rango óptimo del pH es de 5.5 a 6.5. Diferente de otros lactobacilos que se utilizan en la actualidad en la clínica, el lactobacilo sporogenes puede formar esporas. La esporulación es el desarrollo en microorganismos de cuerpos envueltos en una capa protectora.  Bajo condiciones favorables, las esporas germinan en bacilos viables y continúan sus actividades vitales. Las esporas del L. sporogenes son cuerpos elipsoidales que miden de 0.9 por 1.0 micrones. 

La propiedad de la formación de esporas por parte del L. sporogenes es la principal característica que lo hace en muchas ocasiones, el probiótico de elección en ciertas aplicaciones clínicas. Con la administración oral estas esporas sobreviven el medio ambiente ácido gástrico y se activan debido al bajo pH, la acción mecánica del estómago y el agua en el medio ambiente gástrico.  Las capas de la espora absorben el agua, se hinchan y el contenido aumentado del agua causa un aumento en la tasa metabólica de los bacilos esporulados.

Unas excrecencias empiezan a salir de las cubiertas de las esporas. Las esporas pasan al duodeno donde las nuevas células germinan y se transforman en células vegetativas viables. Empiezan a proliferar en el intestino delgado y se multiplican rápidamente. Generalmente la germinación se lleva a cabo 4 horas después de la ingestión. De esta manera se asegura un gran suministro de L. sporogenes viables en el intestino delgado. Estas células se establecen en el tracto intestinal y continúan sus actividades metabólicas produciendo ácido láctico y probablemente bacteriocinas, las cuales producen un medio ambiente intestinal no conducente para el crecimiento de bacterias patógenas dañinas. El mantenimiento de un nivel constante y bajo de ácido láctico en la superficie interna del tracto intestinal ayuda a restaurar al equilibrio micro ecológico después de una terapia antibiótica. La terapia antibiótica puede matar a los microbios benéficos que ayudan en la síntesis de las vitaminas B y las enzimas digestivas. Puesto que el L. sporogenes produce solamente ácido láctico (+), no causa acidosis metabólica.  

Las indicaciones clínicas de los lactobacilos sporongenes

Las esporas del L. sporogenes 74 son resistentes al calor y otras condiciones ambientales adversas, sobreviviendo aún bajo temperaturas de 100 C durante 20 minutos en un amortiguador de fosfato a un pH de 7.  Las esporas germinan en caldo de malta aún en la presencia de ácido clorhídrico diluido (a un pH de 4.6 a 5.6), solución cáustica (pH 7.6 a 9.6), solución salina (concentración al 5%, 10%, 20%), en una solución al 2.5 % de ácido bórico lo mismo que en agua destilada. Las esporas son de 2 a 8 veces más resistentes a los antibióticos que las células vegetativas. 

Una de las indicaciones clínicas del L. sporongenes es en el caso del hipercolesterolemia (colesterol alto en la sangre). Varios estudios han demostrado que la ingesta oral de este tipo de probióticos disminuye los niveles séricos de colesterol (Mohan JC, Arora R, Khalilullah M. Preliminary observations on effect of lactobacillus sporogenes on serum lipid levels in hypercholesterolemic patients. Indian J Med Res. 1990 Dec; 92:431-2).  

Disminuye la absorción del colesterol

Se ha observado que disminuye la absorción del colesterol y también se cree que los L. sporogenes elaboran el glutarato hidroximetilo CoA (HMG CoA), el cual inhibe a la reductasa HMG CoA, es decir a la enzima que limita la tasa en la síntesis de colesterol endógeno. 

Otra indicación para el uso de estos microorganismos benéficos es la intolerancia a la lactosa. Los individuos con deficiencia de la enzima beta-galactosidasa (lactasa) sufren de molestias abdominales cuando consumen leche o productos lácteos. Sin embargo, estas personas toleran el yogurt. Se ha encontrado que los L. sporogenes poseen considerable actividad de la beta-galactosidasa cuando se han hecho pruebas in vitro. Los lactobacilos proveen la enzima beta-galactosidasa, la cual hidroliza la lactosa. La lactosa es convertida en ácido láctico. 

Probióticos en el tratamiento del estreñimiento crónico

Por otro lado, se pueden utilizar estos probióticos en el tratamiento del estreñimiento crónico y la flatulencia. 

Recordemos que los lactobacilos, a través de la producción de ácido láctico y las bacteriocinas crean un medio ambiente intestinal que no es conducente para el crecimiento de microorganismos patógenos. Además, el ácido láctico ayuda a aliviar el estreñimiento al mejorar el peristaltismo intestinal. 

Se ha investigado la administración vaginal de L. sporogenes en vaginitis no específica (Hughes VL, Hillier SL. Microbiologic characteristics of Lactobacillus products used or colonization of the vagina. Obstet Gynecol. 1990 Feb;75(2):244-8).  

La probiótica contra infecciones intestinales

La probiótica también se utiliza contra infecciones intestinales. Hay varias maneras por las cuales la microflora probiótica puede prevenir que las bacterias patógenas se adhieran y colonicen a la mucosa intestinal. Los probióticos no permiten la colonización por las bacterias que provocan enfermedades a través de la competencia por los nutrimentos, la regulación del sistema inmunológico, la producción de antitoxinas (Marteau PR, de Vrese M, Cellier CJ, Schrezenmeir J. Protection from gastrointestinal diseases with the use of Probiotics. Am J Clin Nutr 2001:73:430S-436S) y la regulación de los genes de mucina intestinal (Mack DR, Michael S, Wet S et al. Probiotics inhit eneteropathogenic E. coli adherente in vitro by inducing intestinal mucin gene expresión. Am J Physiol 1999;276:G941-G950). El aumento de la producción mucosa previene la adherencia y la colonización por parte de la microflora que compite, previniendo así los desequilibrios. 

La probiótica contra regular la inflamación

Las bacterias probióticas son importantes en regular la inflamación asociada con las reacciones de hipersensibilidad en pacientes con eczema atópico y alergias alimenticias. En pacientes medianamente hipersensibles, las bacterias probióticas regularon una respuesta inflamatoria inducida por la leche (Pelto L, Isolauri E, Lilius EM et al. Probiotic bacteria down-regulate the milk induced inflammatory response in milk-hypersensitive subjects but have an immunostimulatory effect to healthy subjects. Clin Exp Allergy 1998;28:1474-1479). Se encontró que esto es secundario a la prevención de la expresión de los receptores en los monocitos y neutrófilos. Interesantemente, los individuos en el mismo estudio clínico sin sensibilidad a la leche no tuvieron una regulación inhibitoria en los receptores cuando tomaron probióticos. 

Uno de las indicaciones más reconocidas de los probióticos es para las enfermedades diarreicas. La prevención y el tratamiento de la diarrea aguda viral y bacteriana lo mismo que el control de la diarrea asociada con antibióticos son áreas de beneficio potencial importante. Varios ensayos clínicos han demostrado una mejoría cuando se tratan con bacterias benéficas enfermedades diarreicas agudas, incluyendo infección de rotavirus, la diarrea del viajero y otras infecciones bacterianas más serias como la del Clostridium difficile (Saavedra J. Probiotics and infectious diarrea. Ant J Gastroenterol 2000;24:399-404) (Pochapin M. The effect of probiotics on Clostridium difficile diarrea. Am J Gastroeneterol 2000;95:95:S19-S21). 

La probiótica y tratamiento

En pocas palabras las indicaciones del Lactobacilus sporogenes son las siguientes: 

Diarrea, hipercolesterolemia, alteración de la población residente bacteriana intestinal, tratamiento coadyuvante en antibioticoterapia e infección intestinal leve. 

No tomarse durante el embarazo y la lactancia. No tomarlo pacientes inmunocomprometidos. 

Los antibióticos disminuyen la acción de los lactobacillus. Tomarse con 2 horas de diferencia de la ingesta de antibióticos. 

¿Te interesa obtener Asesoría nutricional bioquímica a distancia con el doctor Solórzano? Puedes obtener todo la información dando clic aqui en Asesoria nutricional bioquímica a distancia

2 respuestas a «Qué son los Probioticos y para que sirve los Lactobacilos Sporogenes»

This design is spectacular! You obviously know how to keep a reader amused. Between your wit and your videos, I was almost moved to start my own blog (well, almost…HaHa!) Great job. I really loved what you had to say, and more than that, how you presented it. Too cool!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *